200 años del Abrazo de Maipú

Corría el año 1818, era el 05 de abril a las 10 de la mañana el ejército Patriota se encontraba solo a un kilómetro y medio de las tropas Realistas. El fuego se abrió a las 11.30 horas. Con la artillería del Futuro Almirante Blanco Encalada; pero sus efectos fueron casi nulos. El General San Martín ordenó un ataque de infantería con cargas a la bayoneta. Por un instante la batalla pereció ganada; pero los Realistas españoles del General Ordóñez opusieron una muy fuerte resistencia generando un gran desorden que provoco el rompimiento de la fila de infantería al ala izquierda de los patriotas que ésta comenzó a vacilar y al fin tuvo que retroceder. En aquel momento los Realistas se vieron como vencedores, pero la artillería de Blanco logró dar apoyo requerido. La caballería a cargo del General Ramón Freire y del aguerrido coronel Santiago Bueras, quien cargó sobre la caballería Realista. Tras aquel laureado acto de honor y coraje, el valiente “Huaso Bueras”, como le llamaban sus amigos, cayó con el pecho atravesado por una bala. Sus restos fueron enterrados en la Catedral Metropolitana de Santiago, con todos los honores militares correspondientes a su rango.

El Director Supremo Bernardo O’Higgins, que se encontraba recuperándose de sus heridas, se había fracturado un brazo en la batalla de Cancha Rayada, acontecida un par de días atrás. O’Higgins en Santiago, no pudo quedarse sin participar de aquella memorable batalla de Maipú, Estando aún tiempo para tomar parte en el último ataque contra los Realistas por lo que reunió tropas de refuerzos que había en la capital, y se dirigió hacia el campo de batalla. Llegó acompañado de mil milicianos al sitio del combate. Al llegar al lugar de la memorable batalla, el resultado ya era favorable a los Patriotas.

Las tropas españolas, realizaron una última resistencia, bajo el mando del coronel Primo de Rivera, pero ya la batalla estaba definida para la causa Patriota. De aquí nace la promesa del General O’Higgins, de levantar un templo en el lugar donde se sellase la Independencia de Chile.

Al final de la batalla, los realistas comenzaron a ceder, generándose la retirada realista. La batalla estaba decidida a las 14:30 horas. Mariano Osorio, creyéndolo todo perdido, se retiró del campo buscando su salvación personal.

Con el ejercito Realista español vencido, se produce, entonces el encuentro entre los dos grandes próceres de Chile y Argentina. Bernardo O’Higgins y José de San Martín, se reúnen en aquel sitió de la batalla, teniendo lugar el “ABRAZO DE MAIPÚ”, en cual se produce el siguiente diálogo: Bernardo O’Higgins, abraza a san Martín, y le dice:

“¡GLORIA AL LIBERTADOR DE CHILE!”
A lo que San Martín, responde:
“¡ GENERAL: CHILE JAMÁS OLVIDARÁ
EL SACRIFICIO QUE HACE
USTED, HOY AL PRESENTARSE
HERIDO AL CAMPO DE BATALLA!”

La batalla de Maipú dejó 2.000 muertos y 3.000 españoles capturados, los patriotas perdieron unos 1.000 hombres. La victoria obtenida por las fuerzas realistas produjo tremendos resultados. La victoria puso fin a las principales fuerzas españolas en Chile. También permitió a los patriotas chilenos y argentinos unirse para poner en marcha una serie de ataques contra las posiciones españolas a lo largo de la costa del Pacifico sur, gracias a la formación de la Primera Escuadra Nacional que culminaría con la liberación de gran parte del Virreinato Perú y del dominio español.

 

Ver nota original aquí

 

Dr.(c) Miguel Angel Rojas Pizarro.
Magister en Educación.
Magister Curriculum y Evaluación.
Profesor de Historia y Cs. Políticas.
Estudiante de Psicología UAC

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *